Volantín de Cuero

Como un quiebre político fue calificado el nombramiento del afroecuatoriano Roberto Cuero como nuevo gobernador del Guayas.

Dentro de la comunidad afroecuatoriana de Guayaquil, muchos no conocen a Roberto Cuero Medina.

Sin embargo, Cuero se convirtió a principios de agosto en el gobernador, es decir en el representante del Presidente de la República en la provincia más poblada del país. Una semana antes, el primer mandatario había recordado en su enlace semanal que en Guayas vive la mayor comunidad afrodescendiente del Ecuador. “Más que en Esmeraldas”, enfatizó.

Es la primera vez que un gobernador sale de los estratos populares, de una minoría étnica y, además, una de las raras veces en que el acto de posesión no se lleva a cabo en el Salón de los Libertadores de la misma gobernación. Esta vez fue en Montecristi.

El nuevo gobernador, el menor de 11 hermanos, nació en Esmeraldas el ocho de julio de 1968, llegó muy pequeño a Guayaquil donde se educó. Creció en la Cooperativa Unión de Bananeros, en el Guasmo, al sur de Guayaquil y se graduó de ingeniería industrial en la Universidad Estatal. Sus amigos lo conocen como un destacado basquetbolista, buen bailarín y muy colaborador.

Está casado con Gina Corozo y es padre de dos varones de 12 y seis años. No ha sido dirigente de primera línea pero formó parte tanto del Colegio de Ingenieros Industriales cuanto de varios grupos afroecuatorianos.

Cuando la selección de fútbol regresó del mundial de Alemania fue uno de los organizadores de su recibimiento.

En su currículum destaca que ha sido gerente general de una consultora y proveedora de mantenimiento industrial y subgerente de planta de otra empresa.

Según los registros del Servicio de Rentas Internas la empresa que él representa inició actividades en 2003, pero sus declaraciones de impuesto a la Renta fueron hechas solo en 2006 y 2007 (aún no aparece la de 2008) y su impuesto causado es cero dólares. Vive en la ciudadela Los Esteros, una urbanización de clase media, al sur de Guayaquil.

La actividad política la empezó en la universidad, aunque su primera aparición pública fue como candidato a diputado por la RED, partido dirigido por el ex vicepresidente León Roldós. En esa época Cuero llegó de la mano de Raúl Patiño “y se fue cuando Patiño se fue”, recordó Roldós.

La siguiente aparición pública fue junto al presidente Correa en la presentación oficial de la Junta Cívica Popular en julio de 2008. Esta organización de base fue en respuesta a la tradicional Junta Cívica de Guayaquil desdeñada por el Presidente de la República. Detrás de la organización de la Junta Cívica Popular estuvo el entonces asambleísta suplente Luis Humberto Monge Espinel.

Monge, quevedeño, es primo hermano del secretario de la Administración Vinicio Alvarado Espinel. Monge es ahora el Jefe Político de Guayaquil y por tanto el suplente del gobernador.

La Junta Cívica Popular que presidió Cuero está integrada por dirigentes barriales y grupos minoritarios. En total 40 entidades como la asociación de sordos mudos, comerciantes informales y hasta descendientes de la cultura Manteño-Huancavilca.

Uno de los logros que reivindican es la obtención de créditos de hasta cinco mil dólares para sus miembros, otorgados por la Corporación Financiera Nacional.

Ya en la Gobernación, Cuero se ha mostrado evasivo con la prensa. Sus primeras declaraciones al día siguiente de su posesión fueron poco conciliadoras con el alcalde Jaime Nebot a quien advirtió que si no conserva cierto nivel de respeto, “vamos a responder, compañeros”. Una de las primeras reuniones en su despacho fue con Pierina Correa, hermana del Presidente. Las siguientes han sido con diversos sectores sociales que le han ido a brindar su respaldo.

Pero su primer fin de semana fue largo.

Empezó el viernes en el concierto de Silvio Rodríguez y continuó en Quito en los actos de transmisión del mando presidencial. A la gobernación llegó recién el martes por la tarde.



Vistazo