112 quiños... (perdón) escaños... | Vistazo